La mejor comparativa de calderas de gasoil vs calderas de gas

¿Sabes cuánto CO2 se emite a la atmósfera con una caldera de gasoil?
Para una vivienda de 80 m2 se emiten alrededor de 50 kg CO2 /m2 al año. Con una caldera de gasoil emites a la atmósfera un 30% más, es decir, 65 kg CO2 /m2 al año.
Debemos reducir la cifra de 2,4 millones de CO2 que se emite a la atmósfera en España actualmente. Pero para contribuir a la mejora de nuestro entorno, necesitamos reducir drásticamente el consumo de los combustibles más contaminantes, y renovar las calderas de calefacción de gas o gasoil.
Y es que estamos muy lejos de otros países europeos. La causa principal es la falta de incentivos por parte del gobierno; aunque también necesitamos estar más concienciados.
Hoy te traigo una comparativa de gas vs gasoil; también te hablaré de las ayudas para cambiar tu vieja caldera de casa ¿te vienes?
Cocina de gas propano

¿Cómo funcionan las calderas de gas y gasoil?

Para que puedas entender mejor las diferencias técnicas, de consumo y de coste de las calderas de calefacción y las calderas de gasoil, primero voy a explicarte cómo funcionan ambas.

Funcionamiento de una caldera de gasoil

En primer lugar, quiero hablarte de las calderas que utilizan el gasoil tipo C para calefacción y agua caliente sanitaria.
Básicamente, el gasoil está almacenado en un depósito contiguo a la caldera y empieza a circular hasta la cámara de combustión. Allí, el combustible empieza a quemarse mediante unas llamas controladas.
Así se calentará un intercambiador de calor (60ºC de funcionamiento) y cuando alcanza la temperatura adecuada, bombeará agua caliente al interior de la vivienda.
De aquí, los humos de combustión pasan otra cámara para su expulsión. En general, este tipo de calderas son utilizadas para agua caliente y calefacción.
Caldera de gasoil

Funcionamiento de una caldera de gas

Ya sabes que la finalidad de una caldera de gas no es otra que calentar tu vivienda y  proporcionarte agua caliente de manera cómoda y a un coste asumible.
Su funcionamiento comienza en la combustión de gas que se lleva a cabo en su interior. A continuación, un serpentín recorre el interior de la caldera a una temperatura elevada haciendo circular el agua caliente para dar servicio de calefacción y ACS (agua caliente sanitaria).
Este agua es calentada gracias a los quemadores que son los que se abastecen del combustible para poder hacer su función. Puede ser gas natural, propano o butano.

Las diferencias entre una caldera de gas y una de gasoil

Si tienes la oportunidad de elegir entre un combustible u otro, antes de tomar ninguna decisión tienes que conocer las dos principales diferencias que existen entre ambos combustibles:
El gasoil
Las calderas de gasoil tienen un coste menor, pero con un mantenimiento más complicado. Estas acumulan restos de la combustión, siendo necesario varias limpiezas anuales. Esto deriva en mayor coste de mantenimiento.
Tienes que ser tú quien debe estar pendiente del nivel de combustible que va quedando en el depósito de almacenamiento. Ya sabes que el gasoil está almacenado en un depósito que tendrás instalado al lado de la caldera.
El gas
A diferencia de las calderas de gasoil, las calderas de gas necesitan muy poco mantenimiento. El gas es mucho más limpio que el gasoil, por lo que apenas deja restos en la combustión.
El mantenimiento que aconsejan todos los fabricantes de calderas de gas consiste en una sola limpieza de la caldera, una vez al año.
En general, son calderas más eficientes, más sencillas de instalar y de mantener que las calderas de gasoil. Y esto, a la larga, supone un ahorro económico para ti.
Además, en el caso del gas natural no tienes que estar pendiente de pedir que te llenen ningún depósito, ya que tendrás suministro ininterrumpido al estar canalizado. Lo mismo ocurre con el gas propano canalizado.
Y esto es un plus, ¿no te parece?; no tendrás que anotarlo en ninguna lista de tareas a realizar.

¿Cómo es el cambio de gasoil a gas natural?

Se trata de una sencilla instalación de la tubería de gas desde la acometida en la calle hasta tu caldera. Algo que no supone ninguna complicación; al contrario, a la vez que te hacen el cambio de caldera también pueden hacerte la instalación de gas.
En cuanto a los gastos que te cobra la compañía suministradora tienes los derechos de alta. Es una cuota que suele estar promocionada; debes preguntar ésto a la compañía de gas porque es posible que no tengas que pagar este importe.
Y la factura de suministro de gas es bastante sencilla de interpretar. Además del consumo de gas, que se llama término variable en la factura de gas, las empresas suministradoras te cobran el término fijo.
Esto es un importe fijo que sale publicado todos los meses en el B.O.E. Es una cantidad  pequeña que ronda los 4 euros mensuales. Sobre este importe las compañías suministradoras también suelen hacer promociones de descuentos.
¿Vas a cambiarte a gas natural?, ¿ya lo hiciste?, ¡Cuéntanos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *