Instalación de placas solares en comunidad de vecinos ¿vale la pena?

Instalación de placas solares en edificios

La radiación captada de las placas solares transformada en energía solar térmica, es una de las opciones para ser la fuente de energía de una comunidad de vecinos.

Sabiendo qué es y en qué consiste la energía solar térmica, una forma de utilizar energía renovable, es posible utilizar grandes generadores y colectores que aprovechen climatizar y crear agua caliente para varios vecinos.

¿De qué elementos consta la instalación de las placas solares?

En el esquema de un sistema solar térmica acs, lo que más llama la atención son las placas solares, pero hay mucho más.

Para conseguir lo que hace la energía solar térmica, necesita de mucho más elementos.

Así, entre los componentes nos encontramos con:

– Los paneles o captadores solares, las típicas placas que observamos en la parte alta de los edificios.

Los primeros en recibir la radiación solar para que se produzca el funcionamiento y aprovechamiento de la energía generada por el sol.

Más adelante, hablaremos de los diferentes tipos existentes.

El circuito para la transmisión de la energía. Mediante circuitos tubulares incorporados en el cuerpo de las placas. Circuito primario.

Los sistemas de energía solar térmica utilizan normalmente como líquido para transportar la energía, el glicol.

Capaz de aumentar su temperatura fácilmente a través de las placas y desplazarse hasta el siguiente componente.

– El intercambiador de placas. En el que se produce el paso de la energía calorífica que contiene el glicol al aumento de temperatura en el agua del circuito secundario.

Este segundo circuito ya contiene el agua que será utilizada en la Comunidad de vecinos, encontrándose esta transformación de energía entre los conceptos básicos de energía solar térmica.

– El acumulador es otro componente importante para que los beneficios de la energía solar térmica puedan aprovecharse de forma continua.

Su función es que se almacene el agua caliente para estar siempre lista.

Cuando aparezca la demanda en el edificio, el acumulador estará listo para abastecer con agua caliente, sin tener que hacer la transformación cada vez que se solicite.

Puede haber diferencias entre las instalaciones, en este caso hemos comentado los componentes necesarios cuando se utilizan placas solares térmicas.

Tipos de captadores y usos

Existen diferentes tipos de colectores de energía solar térmica. Los más destacados en la utilización son:

Captadores planos, los más empleados en energía solar térmica doméstica.

Buena eficiencia y calidad a baja y alta temperatura.

Captadores con tubo de vacío, almacena el glicol en sus tubos.

Los tubos de vacío están recomendados para zonas frías en las que se precisa altas temperaturas.

Captadores de polipropileno, prácticamente en desuso, usados anteriormente para el calentamiento de piscinas.

Cada tipo de captador tiene diferentes características y aplicaciones.

Instalación de energía solar térmica para ACS en viviendas

Siguiendo las partes y sabiendo en qué consiste, se entiende todo lo necesario para una instalación de energía solar térmica.

Si se va a realizar la instalación en una Comunidad de Vecinos, esta Comunidad podrá compartir los diferentes tipos de colectores de energía térmica que se vayan a emplear.

Lo mismo ocurre con el circuito primario hasta que se produzca el intercambio de energía.

En cuanto al circuito secundario, el que hace llegar el agua caliente sanitaria, cada hogar deberá tener su propia instalación.

Utilizar esta energía en una Comunidad supondrá un ahorro en la energía convencional.

Algunos de los componentes tendrán un precio mayor por necesitar más potencia para más viviendas, pero al tratarse de gastos compartidos, podrán ser sobrellevados más cómodamente.

Conociendo todas sus partes, es más fácil hacer el cálculo del precio de instalaciones de energía solar térmica.

¿Qué ventajas aporta una instalación de energía solar térmica?

A continuación vamos a nombrar las principales razones del por qué, sin duda alguna, este tipo de energía nos representa tantos beneficios.

– La energía solar térmica es renovable, se trata de una fuente limpia para el medio ambiente.

No produce contaminantes durante su uso y utiliza el Sol como combustible para generar agua caliente sanitaria y calefacción.

Se evita el uso de combustibles fósiles, totalmente no renovables y que acabarán por desaparecer.

Ahorro mensual en las facturas ya que se reduce el consumo eléctrico y el consumo en gasoil o gas.

Las facturas referentes a su uso descenderán entre un 70 y un 75 %.

      – En una Comunidad de Vecinos, los costes del mantenimiento de la energía solar térmica serán compartidos.

Así, será mucho más económico que si tuviera que ser costeado por una única familia.

– Como hemos comentado, hay variedad en el tipo de colectores así como más alternativas en la instalación.

Gracias a ello, es más fácil la adaptación a cada situación, vivienda y comunidad de vecinos.

El rendimiento que se le podrá sacar a cada circunstancia ha de ser siempre el máximo, solo utilizando la energía solar para ello.

– Existen diferentes subvenciones estatales para ayudar económicamente en la instalación de energía solar térmica.

De esta forma, todo será más barato y se podrán asumir los costes.

– Aunque antes eran instalaciones muy voluminosas y vistosas, hoy día han conseguido ser disimuladas y en algunas viviendas apenas se nota su presencia.

Al consultar con otros usuarios acerca de este tipo de energía, te comentarán, entre otras, todas estas ventajas.

La energía solar térmica goza de muy buenas opiniones entre la gran mayoría de usuarios.

Siempre que se escoja una buena instalación las opiniones serán positivas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *