Todo lo que debes saber para la puesta a punto de tu caldera gas

Adquirir una caldera de gas es mucho más que comprarla en la tienda y ponerla a funcionar en casa.

El mantenimiento de las calderas de gas es la fase más trascendental que garantiza la longeva vida de ellas.

Para conocer todos los datos importantes acerca de la puesta en marcha y mantenimiento de calderas, puedes continuar leyendo y tener mucho más conocimiento al respecto.

Caldera de gas: Averías más comunes y sus síntomas

Tal y como ocurre en la gran mayoría de electrodomésticos, las calderas de gas también pueden presentar averías y problemas durante su uso.

Incluso las mejores calderas pueden manifestar en alguna ocasión un fallo a lo largo de su vida útil.

Las empresas dedicadas al mantenimiento de calderas indican que  las averías más comunes son las siguientes:

– Un componente que suele dar fallos frecuentemente en casi cualquier tipo de calderas de gas es la válvula de tres vías.

En una instalación puede provocar que no salga agua caliente y se enciendan los radiadores a pesar de que esa función esté desactivada.

También puede ocurrir lo primero, pero sin afectar a los radiadores.

Esto es así porque la válvula de tres vías se encarga de dar el paso a la necesidad de cada momento, por lo que, si falla, lo hará también el sistema.

– También puede ocurrir que las calderas no suministren el agua tan caliente como al principio o la temperatura no concuerde con la petición del usuario.

Esto puede suceder porque el funcionamiento haya hecho que se acumule cal en su interior.

– Si aparecen ruidos extraños en las instalaciones, hay que prestar atención al tipo de ruido que se produce.

Comentárselo al técnico puede ser muy útil para solucionarlo cuanto antes.

– El ruido se asemeja a un silbido constante, habrá que pensar en un fallo en el intercambiador.

Si hay vibración puede que el chasis de la caldera no esté bien colocada.

– Cuando el ruido es similar a una explosión, es posible que el fallo se encuentre en las válvulas de presión o en la cámara de combustión.

¿Cómo hacer el mantenimiento de una caldera de gas?

El mantenimiento de las calderas ha de ser una constante si no queremos que se acumulen fallos y el gasto en reparaciones se convierta en una inversión altísima.

Aunque para estar seguro de un buen seguimiento y funcionamiento, es mejor recurrir a técnicos especialistas en calderas de gas.

Esta revisión suele realizarse con la bajada de temperaturas, cuando se va a usar de nuevo la caldera después del verano.

En las calderas de calefacción de gas, mediante su display se muestran los fallos que pueden existir a través de pilotos luminosos y avisos de reparaciones necesarias.

Además, el usuario para mejorar el funcionamiento, se ha de ocupar del purgado de los radiadores.

Durante los primeros días de uso será conveniente estar pendiente de la temperatura producida, de si hay fallos en el sistema, si alguna pieza provoca errores durante el uso de calderas de gas de calefacción…

¿Cada cuánto hay que revisar o mantener una caldera de gas obligatoriamente?

Además de la sencilla revisión de por parte de los usuarios, hay un mantenimiento obligatorio de calderas de gas que se establece por normativa.

La normativa del mantenimiento de calderas de gasoil y de gas natural establece que las revisiones por parte de profesionales ha de hacerse obligatoriamente cada dos años según el Reglamento Interno de las Instalaciones Térmicas de los Edificios.

Esta normativa se sigue en calderas de gas mixtas de uso doméstico, cuya potencia sea inferior a los 70 kW.

La mejor opción es recurrir al servicio técnico oficial de la marca de la caldera.

Solo de esta forma conocerá a fondo el problema en cuestión y solventará el asunto con repuestos originales y con una garantía certificada.

¿Qué precio tiene el mantenimiento de una caldera?

Los precios del mantenimiento de calderas de gas natural pueden ser variables según el territorio nacional  y dependiendo del tipo de caldera instalada.

El precio medio para reparar calderas de gas se establece en torno a los 120-140 euros.

Aun así, se pueden encontrar mantenimientos y reparaciones más baratas.

Los precios del mantenimiento de cualquier tipo de caldera de gas incluyen una revisión completa de toda la instalación.

De esta forma, los técnicos encargados de la revisión visualizarán todos y cada uno de los componentes del funcionamiento de la caldera a gas natural.

Asimismo, harán un chequeo de la salida de humo y gases para comprobar que cumplen con la normativa establecida.

También se encargarán de hacer la limpieza necesaria que requieran todos los componentes para que no se acumule la suciedad ni la cal en ninguno de los componentes y el funcionamiento continúe siendo óptimo.

Una vez realizadas todas las acciones requeridas, otorgarán al usuario el Certificado de Revisión Periódica, necesaria para que si ocurre algún problema sea cubierto por el seguro de las calderas de gas y no haya que hacer un gasto añadido.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *