Qué ventajas lleva cambiar una caldera de gas por una caldera de pellets 

La comparación entre una caldera de pellets y otros tipos de calderas puede ser compleja si no se conocen al 100% las diferencias existentes.

En este caso, queremos aportarte información de las calderas de pellets y las ventajas que supone su cambio tras tener una caldera de gas en una vivienda.

Las calderas de pellets consiguen satisfacer las necesidades de calefacción y agua caliente sanitaria, siempre que se exista  una instalación correcta y con un buen mantenimiento.

Calderas de Pellets ¿Cómo funcionan?

Para poder tener en cuenta el beneficio de una caldera de pellets hay que conocer cómo es su funcionamiento.

La generación de calor para calentar el agua se consigue a través de la combustión de pellets y el aprovechamiento de su calor residual.

Para ello, la caldera de pellets para calefacción cuenta con un depósito en el que ir añadiendo de forma manual los pellets.

Algunas calderas incorporan un depósito de mayor tamaño, o incluso un silo externo, para aumentar el confort y no tener que estar continuamente rellenando los pellets.

Cada caldera de pellets de agua y calefacción cuenta con una cámara de combustión en la que se da el proceso necesario.

Esta combustión se realiza de forma automatizada por la caldera para adaptar el uso del calor a las necesidades de calefacción y agua en el hogar y no hacer un gasto innecesario de pellets.

El calor generado se aprovecha a través de un sistema de tuberías que hacen que sirva para ser utilizado tanto en calefacción como para calentar el agua empleada.

¿Qué ahorro consigo?

La principal ventaja de instalar una caldera de pellets es el ahorro que se conseguirá a diario con su uso.

Aunque pueden existir variaciones según el uso que se le dé, a la pregunta de cuánto gasta al año una caldera de pellets, se puede aproximar lo siguiente:

«el consumo diario de una caldera de pellets es 0,063€/kWh en un uso razonable».

Estas cifras se estiman en calderas con un rendimiento alto, superior al 90 %, lo que supone que no hay pérdidas de energía considerables.

Cambiar una caldera de gasoil por pellets supone que el gasto diario de 0,075€/kWh se reduzca alrededor de un 10 %.

Aunque estas cifras son realmente bajas, piensa que en el día a día, a lo largo de todo un año se convertirá en una cifra mayor.

Al respecto de cuantos kilos de pellets consume una caldera al día, se habla de que el gasto es aproximadamente de 1 kilo de pellets por hora.  

Si estás pensando en cambiar tu caldera de gasoil por pellets, piensa que esta puede ser la principal motivación para hacerlo.

Qué instalación se tiene que hacer si tengo una calefacción a gas/gasoil y quiero pasar a pellets

Aunque la instalación de la caldera de pellets puede aprovechar gran parte de la estructura anterior, hay que considerar la incorporación de varios cambios para la adaptación al RITE.

Entre los cambios a realizar, destacar que las calderas de pellets para calefacción y agua sanitaria necesitan una salida de humos externa a la vivienda.

Otro cambio a tener en cuenta al comprar una estufa de pellets es que ésta debe instalarse en el lugar donde se requiera el calor, ya que ella es el emisor de calor.

Mientras que las calderas a gas se ubican en una zona externa desde la que luego se hace llegar el calor.

Esto ocurriría tan solo si es una estufa de pellets, si seguimos considerando la compra de una caldera de pellets, no habrá que tener en cuenta este dato.

Mantenimiento de una caldera de pellets

En cuanto al mantenimiento, también hay que tenerlo en cuenta a la hora de comprar una caldera de pellets.

El usuario debe prestar especial atención a la acumulación de residuos y cenizas generadas por la combustión de pellets.

La cámara de combustión debe limpiarse con cierta frecuencia para que se siga generando el calor deseado.

Por otro lado, según la normativa vigente, las calderas de pellets deben pasar al menos una vez al año una revisión por un técnico formado al respecto.

La legislación, que estima que esta revisión a de ser anual, hace que los técnicos revisen todos y cada uno de los componentes de la caldera como la salida de humos, el quemador, la cámara de combustión.

Esta revisión técnica se debe hacer durante los meses en los que la caldera no tiene uso, es decir, se evita realizar en los meses de invierno.

Por nuestro clima, se recomienda hacer la revisión en septiembre u octubre, antes de comenzar a usarla, para estar seguro de que todo está en regla.

Siguiendo estos consejos, se consigue una mejor prestación de la caldera de pellets, alargando su vida útil al máximo.

No solo dará la garantía de seguir con la normativa, sino que dará la tranquilidad de que no surgirán problemas una vez que comience a usarse.

Para lograr que estas tareas de mantenimiento sean lo más sencillas posibles, te recomendamos comprar una caldera de pellets de calidad para agua y calefacción.

En ZYZ Clima recomendamos la compra de marcas como Ferroli o Domusa para sacarle el máximo partido a este generador.

Las encontrarás en nuestra web con grandes precios y las mejores ofertas del mercado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *