Atención al cliente

Marconi, 54 (08224) Terrassa
Instalamos en toda Cataluña

Categorías

¿Qué es una caldera estanca y cómo utilizarla?

Una caldera de calefacción hoy en día es un equipo de primera necesidad en prácticamente cualquier hogar. En especial, en las zonas donde el clima puede recrudecerse de manera notable durante el invierno.

La caldera estanca, por su parte, hace que la instalación de calderas de gas en viviendas sea completamente segura. Es uno de los tipos de calderas más limpias y seguras que existen.

Hoy vengo a hablarte de las calderas estancas; quiero enseñarte cómo funcionan, qué ventas y desventajas presentan y cuáles son las diferencias que tienen con las calderas de condensación.

¿Te vienes?

Caldera de calefacción en la cocina

¿Qué es una caldera estanca?

En general, las calderas producen calor gracias al proceso de combustión de un combustible, ya sea sólido, líquido o gaseoso. En el caso de las calderas estancas, este proceso de combustión se lleva a cabo dentro de una cámara hermética. Es decir, todo ocurre sin ningún contacto con el ambiente del lugar donde está instalada la caldera.

El hecho de ser hermética las convierte en uno de los tipos de caldera más limpios y seguros que existen. Evitan la emisión de gases tóxicos al recinto, y además toman el oxígeno necesario del exterior del mismo. Así, el aire dentro del establecimiento se mantiene limpio, sin gases tóxicos, y con la cantidad de oxígeno adecuada.

¿Cómo funciona una caldera estanca?

Respecto al funcionamiento de una caldera estanca, es importante que conozcas algunos detalles. En primer lugar, como toda caldera de gas, es necesaria la presencia de un quemador que genera calor gracias al consumo de combustible.

La caldera tiene una toma de agua a temperatura ambiente, la cual circula a través de un intercambiador de calor. Este es una tubería en zigzag que permite el mayor contacto posible entre el agua y la fuente de calor; de esta manera es como se obtiene el agua caliente.

Ahora, ya sea una caldera estanca de gas natural, o cualquier otro combustible, el sistema de circulación de aire es semejante. Por medio de un extractor, o ventilador, y un conducto los gases de combustión son expulsados al exterior del recinto.

A su vez, el extractor crea un vacío o depresión en el interior de la caldera. El mismo, es llenado por aire procedente del exterior del recinto, mediante un conducto. Proporcionándose así el oxígeno necesario para la combustión.

Tanto el conducto de expulsión de gases de combustión, como el de entrada de aire, son concéntricos. El primero será de un menor diámetro que el segundo. Sin embargo, también puede ocurrir que ambos conductos estén por separado.

Por lo general, estos equipos cuentan con un menú digital a través del cual se pueden programar y utilizar la caldera. Una vez elegida una opción, se enciende el sistema de ventilación y se da inicio a la combustión y calentamiento del agua.

Además también poseen un sistema de seguridad. Este está compuesto por termopares, termostatos, válvulas de seguridad, manómetros, entre otros instrumentos. Garantizándose, por ejemplo, que la temperatura del agua no alcance niveles peligrosamente altos.

Ventajas e inconvenientes

Como todo, una caldera estanca presenta una serie de ventajas e inconvenientes que son dignos de mención. Destacan estas ventajas:

  • Hacen posible un ambiente libre de gases de combustión, los cuales pueden ser tóxicos. Es poco probable que dichos gases escapen de la cámara de combustión, por una vía diferente al conducto de expulsión.
  • Son consideradas muy seguras. Consume el oxígeno del exterior, por lo que dentro del recinto se puede contar con suficiente oxígeno. De no ser así, se podría correr un gran riesgo.
  • Tienen un alto rendimiento: 90 a 95%.

Y entre los inconvenientes de estas calderas estancas cabe destacar:

  • En comparación con los precios de calderas de gas natural convencionales, las calderas estancas pueden ser un poco caras.
  • Puede que sea necesario la instalación de radiadores con mayor superficie, que en el caso de otras calderas. Esto conlleva una mayor inversión, y la necesidad de mayor espacio.

Esquema de una caldera estanca

Mantenimiento de una caldera estanca

La normativa de calderas de gas estancas estipula cada cuanto tiempo deben inspeccionarse, además del mantenimiento obligatorio que requieren estos equipos. Siempre debe ser llevado a cabo por técnicos autorizados tanto de las empresas fabricantes como las propias compañías de gas.

Es recomendable que la revisión se haga al menos una vez al año, garantizando así un buen funcionamiento de la caldera.

Por lo general, la vida útil de las calderas estanca es de 10 años, aproximadamente. Además, algunas compañías fabricantes ofrecen la opción de adquisición de repuestos en caso de que alguna pieza del equipo falle.

Sin embargo, si la caldera tiene más de 7 años y empieza a fallar, es bueno que te plantees cambiarla por una nueva. Con el paso de los años hay cada vez más avances tecnológicos en cuanto al ahorro energético y conservación medioambiental.

¿Es mejor elegir una caldera estanca o de condensación?

Para contestar esta pregunta, primero es necesario que conozcas las características de una caldera de condensación. Es semejante a las calderas de gas estancas, pero aprovecha el calor del vapor producido durante la combustión.

Este calor es absorbido por agua a temperatura ambiente, produciéndose como resultado la condensación del vapor. Esto se logra mediante un intercambiador de calor por el que circula el agua. Este entra en contacto con los gases de combustión, o con el conducto de expulsión de los mismos.

Ahora bien, al hacer una comparativa entre la caldera estanca o de condensación, es bueno que conozcas estos detalles:

  • Las de condensación poseen un rendimiento de hasta un 15% mayor con respecto a las calderas estancas. Sin embargo, el rendimiento de estas últimas es de hasta un 90-95%, que es considerablemente alto.
  • La compra e instalación de una caldera de condensación suelen ser más cara que comprar una caldera estanca.
  • En el caso de las de condensación, existe la posibilidad de la corrosión del intercambiador. Esto, por el contacto con ácidos producidos en la condensación de los gases de combustión. Para evitar esto se emplean materiales como aluminio o acero inoxidable.
  • En el caso de las calderas de condensación es necesaria la instalación de un desagüe, ya que el agua condensada debe ser tratada antes de enviarse a la red de alcantarillado. Esto no es necesario en el caso de calderas estancas.
  • Ahorro del 30% en combustible y disminución del 70% en emisiones de gases tóxicos por calderas de condensación. Por tanto, pueden considerarse como más ecológicas y ahorrativas que las estanca.

En definitiva, las calderas estancas son muy eficientes, limpias y seguras, y su instalación es más sencilla que la de las calderas de condensación. Lo importante es realizar las revisiones y mantenimiento necesarios para conservar la caldera en perfecto estado.

¿Tienes una caldera estanca en casa?, ¿te gusta más que una de condensación?, ¡Cuéntanos!

Artículos relacionados
calderas wifi viessmann
Nueva generación de calderas Viessmann 

Vitodens 100-W, Vitodens 111-W y Vitodens 200-W componen las nuevas ofertas de calderas Viessmann. Una nueva Leer más

descarbonización en los edificios
La necesaria reducción del consumo de energía y la descarbonización en los edificios 

La descarbonización energética ha de convertirse en una realidad. Es Leer más

saunier duval nueva generación calderas inteligentes
Saunier Duval. Nueva generación de calderas inteligentes 

Saunier Duval es una de las marcas con más historia Leer más

descarbonización energética
Qué es la descarbonización 

La descarbonización se conoce como el conjunto de actividades y Leer más

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

2 comentarios en “¿Qué es una caldera estanca y cómo utilizarla?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Don`t copy text!