Atención al cliente

Marconi, 54 (08224) Terrassa
Instalamos en toda Cataluña

Categorías

Prepara la calefacción para este invierno y olvídate de sorpresas inesperadas 

Mantenimiento de la calefacción

Cuando llegan los días de frío, es el momento de poner en marcha la calefacción y de comprobar que todo esté en estado óptimo.

Durante el año son muchas las semanas que la calefacción está parada, por eso se tienen que seguir unos consejos de mantenimiento para evitar sorpresas inesperadas.

Para que funcione todo correctamente, a continuación, se explican algunos consejos para hacer un uso idóneo de la instalación de calefacción en casa.

Ahorra energía con el uso correcto de la instalación

Ahorrar energía al usar calefacción de gas por radiadores es posible si se sabe cómo lograrlo.

En ocasiones nos guiamos por comentarios tradicionales para usar la calefacción, pero los tiempos han cambiado y la forma usarla también.

Tras encender la calefacción después varios meses apagada, hay que seguir varios pasos.

Por ejemplo, hay que eliminar el aire que queda en el interior de los radiadores. Es lo que se conoce como purgado.

También hay que observar la presión que tiene la instalación. El número de bares óptimo es de 1,5.

Es posible que baje tras estar sin funcionar durante un tiempo y que esté cercano a 1.

Cuando se suba la presión, nunca hay que elevarla hasta 3, será contraproducente.

Además, recuerda siempre al modificar la presión que hay en el circuito, cerrar bien la llave de llenado para que no supere los bar de tarado de la válvula de seguridad.

Si la calefacción instalada antigua tiene muchos años, además de por los problemas que pueda ocasionar, es conveniente cambiarla por un generador más moderno y de bajo consumo.

En la actualidad existen multitud de calderas de condensación con grandes ofertas y al mejor precio.

Es conveniente considerar comprar una nueva y, aunque en un primer momento suponga un gasto mayor, a la larga será mucho más económico.

Por otro lado, la ventilación de los hogares es indispensable para una buena purificación del aire de los mismos.

Sin embargo, no hay que excederse en el tiempo de la ventilación, ya que si no después se va tener que volver a calefactar el hogar.

Se estima que 15 minutos con las ventanas abiertas, a media mañana, cuando el aire no es tan frío, es suficiente para una buena ventilación.

Otro consejo para ahorrar energía es cerrar la llave de los radiadores de estancias que no se utilizan.

Es habitual en las viviendas adonde hay habitaciones vacías.

Apagar o encender la calefacción, ¿Que opción es la mejor?

Una duda recurrente es si tener la calefacción a gas encendida a lo largo de todo el día o bien tan solo en momentos puntuales.

Aunque parezca lo contrario, una calefacción resulta mucho más barata y eficiente si se mantiene encendida durante el día.

Evidentemente, la caldera de la calefacción no tiene por qué estar funcionando todas las horas del día.

Lo que se busca al tener la calefacción activa, es que la temperatura del interior no tenga cambios bruscos y se mantenga constante.

La casa siempre se mantiene en unos grados estables, regulándose mediante el termostato de control.

Sin embargo, algunos estudios determinan que, para tener una calefacción de bajo consumo durante la noche es mejor apagarla.

Lo mejor es programar su encendido y que esté ya funcionando al despertar.

calefaccion gas natural

¿Qué errores no se han de cometer con el uso de la calefacción en un hogar? 

Para que la calefacción sea lo más rentable posible, hay que evitar ciertos errores bastante comunes y conseguir un adecuado uso.

Por ejemplo, es muy común elegir un tipo de caldera mal dimensionada por su potencia o por la zona climática en la que se instale.

Hay que valorar todos los aspectos que afecten a la calefacción por radiadores, como son los metros cúbicos a calentar, la orientación de la casa por las horas de sol que recibe, el aislamiento…

Igualmente, es común no prestar una atención total a la programación de la temperatura de la calefacción.

Hoy en día, todo circuito de calefacción de nueva instalación permite una programación total.

Hay que estimar una temperatura estable en el hogar, que se constante para que no haya más gasto y los precios calefacción en consumo no aumenten.

Otro error muy común es cubrir o tapar los radiadores con ropa para que esta se seque o esconderlos con muebles.

Todo esto hace que se pierda eficiencia en la instalación y no se aproveche la energía que genera.

¿Cuál es la temperatura recomendable?

No hay una temperatura única a la que programar las calefacciones, pero se estima que debe encontrarse en un rango concreto.

Así, lo ideal es que se mantenga siempre entre 19 y 21 grados centígrados.

Si el aislamiento del hogar es adecuado, se reduce el gasto energético para conseguir la temperatura idónea.

De esta forma, no se tiene un gasto innecesario de energía.

La temperatura no tiene que ser tan elevada como para pasar calor en el interior de la casa, sino que hay que utilizar ropa acorde a la época del año.

Artículos relacionados
Calefacción doméstica, ¿ Cuál es el futuro?

La calefacción doméstica ha sabido adaptarse a las necesidades de Leer más

reformar una cocina
Cuándo hay que reformar una cocina

¿Cuándo hay que reformar una cocina y qué detalles hay Leer más

emisiones de CO2
¿Qué son las emisiones de CO2? 

Las emisiones de CO2 son el tipo de contaminación más Leer más

descarbonización energética
Qué es la descarbonización 

La descarbonización se conoce como el conjunto de actividades y Leer más

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Don`t copy text!